Nosotros somos cheveres

En Túnez un pequeño país en el norte de Africa que es muy famoso como destino turístico, un día un hombre se inmola prendiendo fuego a su cuerpo, en protesta contra el régimen dictatorial de su país, por las malas condiciones de vida en ese país. Este simple acto de sacrificio de un hombre solitario, pero a la vez extraordinario desata una ola de protestas sociales, que terminan 18 días después con la caída del dictador, quien huye con una gigantesca fortuna. El virus social se extiende a otro país del norte de Africa y medio oriente. Será Egipto el próximo país donde el conflicto social entre ciudadanos comunes y el poder gobernante, dará pie a una revuelta civil, que también terminara por derrocar al dictador Hosni Mubarak. Al principio los países europeos y USA, que temen el resurgimiento de regimenes islamistas como el de Irán, no se atreven a apoyar las revueltas, pensando que se trata de algo parecido a la revolución islámica de los ayatolas en Iran. Es un grave error por que 1º apostaron por apoyar durante años a dictadores que mantenían oprimidos y sumergidos en la miseria, a pueblos que tarde o temprano se revelarían contra la injusticia. 2º Fue un error de geopolítica estratégica basada en el egoísmo y hasta prejuicios racistas de occidente, que siempre piensa que ellos son merecedores de modernidad y democracia, pero el resto del mundo no. Luego al ver caer al dictador se apuran en cambiar de postura y condenan al dictador, pero entre una excusa y otra, advierten que no podrán devolver la gigantesca fortuna del derrocado dictador, por que los bancos no están en capacidad de entregar tanto dinero.
Pero el efecto social de protestas democráticas en el norte de Africa no se detuvo solo en Túnez y Egipto y tal como son todos los virus sociales, esto se propago igual que una epidemia, “y de forma rápida” fomentado por las nuevas tecnologías de teléfonos celulares o móviles y las conexiones de Internet y sus muy extendidas redes sociales, principalmente Facebook y Twitter. De esta forma, estas sociedades gobernadas por dictadores, (algunos muy despiadados) logran burlar la censura impuesta por los regimenes y las revueltas sociales que piden libertad, cambios, apertura y democracia para en definitiva tener mejor calidad de vida, se propagan con fuerza por toda la región y así se producen revueltas en países como Yemen, Argelia, Siria, Jordania, Marruecos, Bahrain, Libia e Iran.
Esta semana le ha tocado a la cerrada y sanguinaria dictadura de Libia, gobernada desde hace más de 40 años, por un desequilibrado mental, llamado Muammar Gaddafi, el mismo que ordeno el atentado al avión de Panamerican en la ciudad escocesa de Lockerbier y que muchos países occidentales han perdonado para poder continuar haciendo negocios con el.
En Libia hasta el momento se esta cometiendo un sanguinario genocidio, tal como predije que sucedería, debido a que este psicópata es capaz de matar a todo el país, si es necesario con tal de mantenerse en el poder a como de lugar. Pero es muy probable que su propia gente lo deje solo y caiga muy pronto.
Pero todos estos extraordinarios hechos sociales, comparables a la caída del muro de Berlín que supuso el fin de la Unión Soviética y la caída de la totalidad de dictaduras comunistas en Europa, sin embargo no parecen afectar a las dictaduras del Caribe “Cuba y Venezuela”.
En la Venezuela de Hugo Chávez, no parece suceder nada que haga indicar que habrán revueltas sociales, ni disturbios, ni pueblos alzados, a pesar del vano intento que varios quijotes hemos tratado de hacer en las mismas redes sociales de Internet. Ni si quiera a pesar de que ya un hombre murió en una huelga de hambre, ni por que varios estudiantes universitarios también han hecho cosas parecidas para que el mundo se fije en los abusos a los derechos humanos en Venezuela. La apatía es absoluta ¿Y por que? ¿Viven bien los venezolanos? Es difícil creer que vivan bien, al ver que hay una violencia delictiva generalizada, que arroja más de 16mil muertos al año. Es difícil creer que con sueldos mínimos que no logran superar los 250$ al mes se pueda vivir bien. En la Venezuela de Chávez se multiplican los millonarios hechos a la sombra de la corrupción del poder público, mientras el resto del país trabajador y honesto, pasa penurias para poder sobrevivir y todos lo saben. En la Venezuela de Chávez se triplican los pobres y se empobrece más la clase media, la mayoría obligada a emigrar para poder buscar una vida mejor. En la Venezuela de Chávez, falla todo lo básico, la luz eléctrica, el abastecimiento de comida, los servicios públicos y además tenemos que sumar el hecho, de que las libertades públicas sufren un fuerte retroceso, producto de una agresión sistemática contra televisoras, radios y periódicos independientes, que sean críticos al régimen. Muchos de estos medios de comunicación han sido cerrados a la fuerza y otros tantos se han auto censurado. Las cárceles se llenan de disidentes políticos, sin juicios, ni procesos transparentes y justos. Todas las decisiones del país, recaen sobre un solo hombre que controla todo, la justicia, los legisladores y las fuerzas armadas, sin dejar espacio a la sociedad para ninguna toma de decisión, ni control sobre el poder. En pocas palabras, este dictador como todos los dictadores, tal como se dice en el argo popular, “se paga y se queda el vuelto”. ¿Entonces como es posible que allí no se contagien de las revueltas de los países musulmanes del norte de Africa y medio oriente?. Y por fin he encontrado una respuesta para eso y era muy simple, pero no me había fijado con suficiente tranquilidad y objetividad como para verlo y entenderlo correctamente. En Venezuela en las redes sociales de Internet, solo interactúan personas de clase media y las clases medias no tumban gobiernos, las clases medias siempre tienen miedo, por que siempre están protegiendo algo, una casa, un vehiculo, una pequeña empresa, una profesión, o incluso la posibilidad de ser bendecidos por la sombra corrupta del poder político. Las revueltas pueden ser activadas por las clases medias, pero sin apoyo de las clases trabajadoras y más humildes de la sociedad, no hay posibilidad de éxito. Son los más humildes quienes llenan las plazas y se enfrentan a los policías y militares corruptos del régimen, no la clase media que nos limitamos a ver todo en TV e Internet. Pero los más humildes en Venezuela, aun no están en contra del dictador, por muchas razones y todas absolutamente todas, son de carácter emocional. Para los mas humildes del país, en su imaginario, el dictador Chávez continua siendo el vengador anónimo que castiga a ricos malos, para darle a los pobres buenos (ellos) entregándole a ellos lo que le quita a los ricos malos (para los pobres de Venezuela, todo rico y clase media es malo), aun que en realidad solo este arruinando al país y creando una nueva casta de ricos malos y mas malos por que son improductivos.
El resto de la realidad opositora en Venezuela, es de 4 gatos y 5 quijotes en Twitter y Facebook, dando pataletas de ahogados, que no son escuchados por ninguno de sus compatriotas, por que simplemente no quieren escucharles. Mantener silencio y mirar para otra parte, es más fácil, más cómodo y no implica riesgo. Mirar para otra parte e ignorar la realidad y no asumir riesgos, da la falsa sensación que es más rentable. Pero es un error enorme, por que hemos perdido un tiempo valioso, de recuperar nuestro derecho a vivir bien como cualquier país desarrollado y nos auto engañamos, pensando que esos países que están en conflicto con sus gobiernos, son peores que nosotros, pero no es cierto. Esos países despertaron, nosotros no, por que simplemnete no queremos despertar, estamos comodos en nuestra fantasia y solo hasta que las clases mas bajas y populares se subleven, no sucederá nada, por que nosotros la clase media venezolana no tenemos, ni liderazgo, ni valor, somos cobardes, cómodos, y en algunos casos hasta oportunistas carroñeros.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Africa, Chavez, Gaddafi, Libia, Política Internacional, politica, Venezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s